Las cortinas roller en telas black out están especialmente diseñadas para filtrar los rayos del sol, actuando a su vez como aislante acústico y térmico. 

Hoy  vamos a destacar de las características técnicas de los tres tipos de telas más utilizadas en decoración moderna: black out vinílico, black out textil y black out lino o seda.

Black out vinílico.

black out vinilo mermet

Estas telas son las más requeridas para confeccionar cortinas roller y  constan de una base de malla de fibra de vidrio, dos capas externas vinílicas (pvc), y una película intermedia de oscurecimiento.

Los componentes técnicos de estas telas y su reflectancia lumínica las hace ideales para salas de proyección, salas de conferencia y lugares de descanso como dormitorios. También son ideales para crear un home cinema.

El black out de las cortinas roller se puede utilizar también para dividir ambientes, para la confección de paneles orientales y cortinas romanas.

Las telas vinílicas black out requieren un mínimo de mantenimiento y son muy fáciles de lavar: con un poco de agua tibia y un trapo o esponja fregando suavemente de ambos lados.

Otra de las grandes ventajas de estas telas es que gracias a su capa interna de fibra de vidrio actúan muy bien como aislante térmico y acústico, creando ambientes más agradables.

Las telas black out vinilo se presentan en una amplia gama de colores y diseños impresos que te permitirán crear ambientes más personalizados.

Black out textil:

 

black out textil

Las cortinas roller en black out en tela (textil o polyester) se componen de una tela tejida de grosor variado, con un recubrimiento acrílico totalmente opaco en uno de los lados.

Su textura las hace más cálidas que las telas vinílicas, y el recubrimiento acrílico las protege de los rayos UV, lo cual hace que los colores o estampados sean más duraderos.

Black out lino o seda:

black out seda

Las telas black out lino o seda no tienen componentes plásticos, pero la trama de su tejido es tan gruesa que impide y en algunos diseños muy levemente, la entrada del sol.

Son muy suaves al tacto, a diferencia de las otras telas, y requieren de más cuidados, ya que su exposición permanente al sol puede decolorarlas.

Las telas black out lino o seda son ideales para combinar con unas cortinas roller, dando un acabado elegante y personal a los ambientes.

Conclusión:

La variedad de telas black out es muy grande, y se puede decir que hay para todos los gustos. En la actualidad y por una cuestión de funcionalidad las telas black out vinilo son las más utilizadas en cortinas roller gracias a sus componentes técnicos que crean una barrera contra los rayos del sol, actuando a su vez de aislante acústico y térmico. Su sistema de enrollar es muy fácil, ocupan muy poco espacio y son muy fáciles de mantener, lo cual las hace más resistentes y duraderas que cualquier otra cortina.

 

Para adquirir sus cortinas roller black out visite:

www.rollershow.com.ar

 

Etiquetado en: